Proyecto Pietà: cuando la libertad se expresa a través de la moda -Larcomar
Registrate

Proyecto Pietà: cuando la libertad se expresa a través de la moda

El proyecto artístico y social que se creó en las cárceles de Lima, hoy es una marca consolidada que no tiene nada que envidiarle a las demás. Si no conoces Pietà, aún estás a tiempo de dejarte envolver por su historia. Además, acaba de inaugurar un espacio en Larcomar

Pietá (piedad, en italiano) es una marca con una potente historia que contar. Todo empezó con el sueño del diseñador francés Thomás Jacob, que dejó un puesto en Chanel para alzar un taller de confección en las cárceles de Lima en el 2013.

Jacob llegó a la ciudad para hacer las prácticas de su universidad. No tenía la intención de quedarse en Lima hasta que fue a ver una obra de teatro conformada por internos de un penal. “Es así como los conocí. Algunos ya se dedicaban a distintas cosas, sabían de estampados, por ejemplo, pero no tenían trabajo”, contó en una entrevista en La República.

Idea en marcha:

El diseñador francés consiguió el aval para realizar un proyecto de confección de prendas en las cárceles de Lima y, sin imaginarlo, su proyecto se consolidó.

“Incluso, un año después, saqué fotos de los chicos modelando sus prendas y dieron la vuelta al mundo entero. ¡Ahora nos llegan pedidos de todas partes!”, agregó en la entrevista del 2017.

La magia de la marca radica en dos aspectos súper importantes: el mensaje social detrás del proyecto (en el que se busca que los internos le den otro cauce a su vida a través de un trabajo que los reinserta en la sociedad), y la calidad de los productos. Pietà confecciona prendas low cost con acabados cuidados al detalle y estampados bastante innovadores (hasta el reconocido chef Gastón Acurio viste prendas de la marca).

El proyecto también ha conseguido bastantes seguidores alrededor del mundo, ya que también refuerza su mensaje a través de la publicidad.

“A mí nunca me interesó mucho la moda, quiero poder hacer algo social que involucre arte y diseño, eso sí. El mundo de la moda es un poco superficial, un tanto falso. Es por eso que en Pietà usamos como modelos a personas reales y no nos guiamos por el resto de estereotipos”, agregó Jacob en La República.

Pasos seguros:

El año pasado, la marca inauguró su primer pop up en Lima, un esfuerzo de los más de 100 internos de los penales San Jorge, Lurigancho y Santa Mónica. Todos los involucrados en Pietà han trabajado constantemente por alcanzar los más altos estándares de calidad con materiales naturales, orgánicos y reciclados como la alpaca y el algodón pima.

Al igual que una fábrica tradicional, la marca confecciona sus prendas siguiendo todos los pasos que se emplean en un taller textil. “Venimos trabajando juntos hace cuatro años y si son presos o no es lo que menos me importa. Hemos desarrollado un vínculo de amistad muy fuerte”, puntualiza el fundador.

Este mes, la magia de Pietà aterriza en Larcomar con su primera tienda en Miraflores. El local contará con casi todos los productos de la marca: poleras, polos, accesorios y más.

También te puede interesar:

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.